Empieza 2018. El contexto macroeconómico global, con un crecimiento sincronizado y menores incertidumbres geopolíticas, es previsible que continúe siendo muy favorable para los activos de riesgo. En este sentido, también favorece el apetito por el riesgo que el agregado de las políticas monetarias de los principales Bancos Centrales seguirá siendo notablemente expansivo. Las políticas fiscales, por su parte, no se espera que vayan a endurecerse en ninguna región, y aún podrían relajarse en EEUU y algunas partes de Europa.  La inflación se recupera –sin acelerarse– y el desempleo disminuye de forma notable en las distintas regiones. La confianza continuaría mejorando también en los mercados  emergentes.

Sin embargo, es incuestionable que el ciclo de crecimiento en EEUU –ocho años continuados– estaría ya muy maduro, pero también es cierto que no parece dar señales claras de agotamiento, salvo por el aplanamiento de la curva tipos/plazo que comentábamos el mes pasado. La probable ampliación de la fase expansiva de la economía americana se apoyaría en dos factores: en que la Reserva Federal continúe con una moderada política de retirada de estímulos y en la entrada en vigor de la reforma fiscal del Presidente Trump, que podría impulsar el crecimiento del PIB entre un 0,25% y un 0,50%.  El ciclo económico podría, no obstante, descarrilar si la inflación se acelera más de lo esperado, propiciando un endurecimiento de la Fed y empujando al alza con fuerza los tipos de interés.

En Europa, la confianza de empresarios y consumidores ha alcanzado máximos y el crecimiento económico podría incluso acelerarse en el primer semestre de 2018. El consenso entre los economistas es que el crecimiento de la región se verá apoyado por las reformas laborales del Presidente Macron en Francia y por las posibles políticas pro-UE de un nuevo gobierno alemán de “gran coalición”. Los balances de las empresas europeas siguen mejorando y, en estos momentos, estarían tomando las decisiones de inversión y expansión de plantillas pospuestas durante años. A lo largo de 2018, el Banco Central Europeo debe mantener una política monetaria todavía muy expansiva. Sin embargo, este escenario podría truncarse ante una fuerte subida de la cotización del euro –últimamente se está viendo impulsado– lo cual podría poner freno a las exportaciones y al crecimiento de la Eurozona.

El previsible contexto macroeconómico global sería, por tanto, en principio favorable a los activos de riesgo, ya que debería apoyar tanto la expansión cíclica de los beneficios empresariales como, también, el saneamiento de los balances empresariales y la reducción  de las tasas de quiebra y morosidad.  Además, la prolongación del ciclo expansivo debería contribuir al saneamiento de las finanzas públicas y al mantenimiento del optimismo entre los inversores.

Sin embargo, después de años de políticas monetarias ultra expansivas, con tipos de interés muy bajos (o negativos) los mayores riesgos del momento se situarían en el excesivo endeudamiento de algunos segmentos y en la fragilidad de los mercados financieros por las valoraciones muy exigentes de muchos activos financieros.

En este sentido, AXA-IM señala que en 2018 conviene tener en cuenta varios riesgos importantes. Por un lado, el posible aumento de las quiebras por el excesivo apalancamiento de algunas empresas no financieras en EEUU y en China. Por otro lado –y en la eventualidad de un posible escenario de subida de tipos, ampliación de diferenciales y aumento de la volatilidad– la fragilidad de los mercados financieros ante un escenario de salida atropellada de inversores conservadores, que se han visto últimamente impelidos a la búsqueda de rentabilidad en activos de mayor riesgo y a posiciones en renta variable.

Es por todo ello que, pese a un entorno macro muy favorable, los desequilibrios reflejados en las altas valoraciones ponen un techo a los retornos esperados para 2018 y añaden un punto de incertidumbre en cuanto a la evolución de los mercados a lo largo del año.

Fernando González Cantero

Presidente de PBI Gestión Agencia de Valores