Con la llegada de 2018 queremos actualizar el rumbo de la Estrategia de Riesgo de PBI (nuestra alternativa a una inversión en renta variable). La gestión va a seguir siendo dinámica y adaptativa, con ideas de inversión para el medio y largo plazo, pero buscamos otra referencia con la que compararnos en los próximos años.

2017 ha sido un buen año: la Estrategia se revalorizaba un 10.12% frente a su Índice de Referencia Total Return (1/3 MSCI World, 1/3 MSCI Europe, 1/3 MSCI Spain), que subía un 9.78%.

A partir de ahora, buscamos una referencia que reduzca el sesgo local y que refleje la evolución de la capitalización que se ha producido en los mercados de renta variable en la última década: EEUU mantiene el liderazgo y se produce un aumento significativo del peso de China y Emergentes, a costa de Europa. Por este motivo, en 2018 y en los años sucesivos nuestra Estrategia se medirá frente un Índice Total Return Compuesto: 1/4 MSC Spain, 1/4 MSCI Europe y 1/2 MSCI World.

Con este cambio buscamos adaptarnos también al perfil del inversor local, que en estos últimos años ha ampliado sus apuestas a otros mercados, en un proceso de globalización que también se refleja en las finanzas personales.

Esperamos que esta nueva apuesta sea un estímulo más exigente para nuestra gestión y se traduzca en cada vez mejores resultados de rentabilidad de nuestras carteras.