La historia la escriben los vencedores, y, en el caso de los mercados financieros, es el sell-side el que desarrolla con más éxito cultura financiera. El buy-side (el lado del inversor) está menos organizado y es menos transparente –”cada maestrillo tiene su librillo”–. El freno lo pone la tendencia natural que tenemos todos a ser reservados sobre el modo en que gestionamos nuestras inversiones. ¿Hace falta ser Warren Buffett para vencer esos pudores? No lo sabemos.

Por suerte para el inversor menos experimentado –y, sin duda, para el inversor profesional también– existe una excepción importante a esa regla. Por desgracia para el inversor español esa excepción aquí prácticamente no existe. Hablamos de la cultura de Endowment.

Lee el artículo entero en:

Artículo publicado en Funds Society el 31 de Enero de 2019